Los 90 años de la Asociación: renovar nuestro compromiso con el futuro

Por María Lilia Díaz Cordero

Presidente de la AMFJN

 

 

 

En nuestras jóvenes repúblicas, que se encuentran celebrando los fastos del bicentenario de sus momentos fundacionales, cumplir noventa años de creada es para una institución un signo de particular madurez. No en vano se nos menciona a veces como la tradicional Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional.

Nacida en la Capital Federal como una unión de secretarios, pronto demostró dos vocaciones que la caracterizan desde entonces: el llamado a la integración armónica de todos los estamentos que componen el sistema de justicia, y el federalismo, entendido como extensión de la participación y las acciones a toda la Justicia federal de todo el país

Década a década, con el devenir de seis generaciones, se fortaleció la finalidad asociativa, y en una etapa la de mutual, acompañada siempre por un fuerte compromiso con la formación especializada y permanente de los magistrados y funcionarios y la tarea de capacitación continua de los cuadros de empleados judiciales. Luego, como respuesta a las transformaciones aceleradas del sistema de Justicia, primó la finalidad institucional y representativa, por la que ahora somos reconocidos, tanto en nuestra patria como en el extranjero.

La Asociación” cumple nueve décadas y más que un recuerdo nostalgioso queremos renovar hoy nuestro compromiso con el futuro. Lo mejor que podemos dar de nosotros mismos, como colectivo formado por personas que encarnan la función judicial y la de los Ministerios Públicos, es lo que haremos mañana. El pasado nos fortalece y nos anima, pero no nos ata.

¡Que en este aniversario, en las particulares circunstancias que vivimos, el anhelo constitucional de Afianzar la Justicia nos encuentre en la primera línea de esforzado y cotidiano cumplimiento!