Emotiva celebración en la AMFJN del bicentenario de la Batalla de Maipú

Una emotiva jornada patriótica se vivió en la sede de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, con la celebración del Bicentenario de la Batalla Maipú. “No se trata de hacer arqueología, sino de recordar las cosas que hoy están vivas de aquellos hombres, de cuyas virtudes nos queremos contagiar”, dijo en la presentación Atilio Alvarez, vicepresidente por el estamento del MPD e impulsor del evento. Alvarez precisó que la gloriosa Batalla de Maipú, librada el 5 de abril de 1818, “fue el momento culminante de la confraternidad argentino-chilena”.
La actividad, con la presencia de magistrados, funcionarios y visitantes, comenzó en el Auditorio 2, recientemente inaugurado en el subsuelo, con una disertación de la prestigiosa docente e investigadora Olga Fernández Latour de Botas, quien señaló que la gloriosa Batalla de Maipú, con el triunfo de las armas argentinas, “terminó con la dominación realista en el Cono Sur”. Acompañada con fragmentos de obras folklóricas a cargo del concertista de guitarra Raúl Chuliver, la disertante hizo una reseña de los episodios que precedieron a Maipú, como el Cruce los Andes, una hazaña mayúscula en la época, la Batalla de Chacabuco y el desastre de Cancha Rayada.

 

Luego, la gran cantidad de asistentes se trasladó al hall de la planta baja, donde se disfrutó de una muestra de danzas argentinas y chilenas, realizada con particular entusiasmo por el grupo coreográfico del Cetnro de Profesores, dirigido por Nilda Cardinal, con la colaboración de Patricia Lega. Los bailarines se llevaron calurosos aplausos.
Uno de los momentos más significativos de la velada se vivió enseguida, cuando la vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Elena Highton de Nolasco, y el vicepresidente de la AMFJN, Néstor Costabel, descubrieron una réplica del retrato del General José de San Martín, realizado por el artista peruano José Gil de Castro luego de la Batalla de Maipú. La investigadora del Instituto Nacional Sanmartiniano Viviana Kühne, explicó a los presentes que Gil de Castro, experto en el arte del retrato, realizó la obra por expreso pedido de San Martín, en Santiago de Chile. El original se lo regaló el Libertador a uno de sus colaboradores, el gobernador sanjuanino José Ignacio de la Roza, cuya familia más tarde lo rifó. La obra, en la que San Martín está vestido con el uniforme de granadero, a sus 39 años, finalmente fue a manos del dos veces presidente argentino, Julio Argentino Roca, quien en 1890 lo donó al Museo Histórico Nacional, donde hoy está exhibido. La réplica ya forma parte del acervo de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional.
Luego hubo tiempo para la emoción, cuando se escucharon testimonios de magistrados, funcionarios y empleados de la AMFJN que son descendientes de participantes en la heroica gesta libertadora del general San Martín.
En la ocasión fue inaugurada en nuestra sede la muestra documental “El sol por testigo”, en la que se exhiben más de un centenar de páginas facsimilares sobre partes, noticias, comentarios periodísticos, crónicas y homenajes del año 1818, en versión digital. Esa muestra permanecerá abierta hasta el miércoles 11 de abril, cuando se realizará el acto de cierre de los homenajes al Bicentenario de la Batalla de Maipú.