Presentación del proyecto de Oralidad para el Fuero Civil, con el Ministro de Justicia

El Salón Auditorio 1 de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional fue el escenario de la presentación del proyecto “Generalización de la Oralidad Efectiva en Procesos de Conocimiento Civiles del Poder Judicial de la Nación”, que contó con la presencia del Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, la presidente de la AMFJN, María Lilia Díaz Cordero, el Presidente del Consejo de la Magistratura de la Nación, Miguel Piedecasas, la presidente de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Patricia Castro, y Ricardo Gil Lavedra, coordinador general del Programa Justicia 2020.

La oralidad en los procesos civiles es un tema que me entusiasma de manera especial, participé de las experiencias en varias provincias, y lo hablé con numerosos jueces y abogados. Después de haberse implementado en la Cámara Civil y en la provincia de Buenos Aires, las líneas de trabajo se diseminaron rápido y ya son 15 jurisdicciones en las que el proceso está en marcha o a punto de iniciarse. Es la mejor manera de mostrar que la Justicia está para resolver los problemas de la gente y que la realidad no pasa por un título de un diario en un caso de corrupción. Soy un convencido de que cuando uno genera procesos de mejora, también trabaja mejor. En ese sentido, estas transformaciones no serían posible sin el esfuerzo cotidiano de magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial”, señaló Garavano.

Participaron de la jornada jueces, secretarios y funcionarios del civil, que colmaron el salón. La iniciativa del proyecto se inscribe en el marco de la Estrategia Nacional de Reforma de la Justicia Civil.

“La oralidad es la llave de todo, el momento cúlmine de la actuación del juez, quien se enriquece muchísimo como magistrado y como persona en cada proceso. Como discípula del Dr (Fernando) Payá, Yo me declaro una enamorada del sistema de audiencias, la considero la base fundamental de todo el sistema. Es un honor tener al Ministro en nuestra casa, como una continuidad de los numerosos proyectos en los que trabajamos con la intención de mejorar el servicio de Justicia. La sociedad ya no admite más fracasos y este tipo de encuentros nos motiva a seguir replanteando las cosas para hacerlas cada vez mejor”, resaltó María Lilia Díaz Cordero.

Por su parte, Miguel Piedecasas destacó el compromiso institucional que existe desde el Consejo de la Magistratura para “acompañar articuladamente los procesos de transformación, formar parte del proyecto colectivo y estar atentos para solucionar los problemas de recursos para poner en marcha el sistema”.

Desde su experiencia de 10 años de pruebas piloto de oralidad en la Cámara Civil, Patricia Castro alertó acerca de la falta de estadísticas sobre el trabajo que realizan los tribunales, como asimismo de los problemas edilicios y de organización que afronta el fuero.

Antes de la exposición en detalle del proyecto, a cargo de Héctor Chayer y Juan Pablo Marcet, Ricardo Gil Lavedra aportó cifras acerca de la experiencia de oralidad en Buenos Aires: 5.000 audiencias de 120 jueces involucrados, con un 47% de las causas se resueltas en conciliación y el 42% en menos de un año (el promedio actual de resolución es de 3,8 años).

“Estamos ante una experiencia inédita. Es la primera que las iniciativas del gobierno no se lanzan como formulación de las políticas públicas, sino que son abiertas a una discusión amplísima, incluso de ciudadanos comunes. Tenemos 35.000 inscriptos en la plataforma Justicia 2020, de los cuales 3.500 participan del eje civil, ya con 11 reuniones presenciales realizadas”, concluyó el ex ministro de Justicia.