Coaching, un programa para mejorar el trabajo colectivo

Sobre el filo del cierre de 2017, la Escuela de Capacitación Judicial de la AMFJN entregó los diplomas a quienes participaron durante el año en el curso “Coaching Organizacional: Entrenamiento para una gestión eficiente”. Se trató de una actividad destinada a mejorar las habilidades para el trabajo colectivo de quienes cumplen tareas en el Poder Judicial, que se desarrolló con gran éxito y estuvo a cargo de Bettina Koch, abogada mediadora y coach ontológica. Fueron tres los juzgados que recibieron el curso durante el año que terminó: el Civil 34 y el Comercial 11 de Capital y el Federal 2 -secretaría civil y comercial 1 y secretaría tributaria y previsional-, de la ciudad de Paraná.

“Cuando propuse al equipo del juzgado participar del Programa, no teníamos dimensión del alcance que significaba la participación. Es un programa que está diseñado para que los integrantes de cada unidad judicial detecten y disuelvan los patrones disfuncionales de comportamiento que dificultan la tarea diaria y facilitar la adquisición de competencias comunicacionales y comportamentales o actitudinales, de manera de alcanzar objetivos individuales y colectivos, entre otros objetivos específicos”, dijo Ignacio Rebaudi Basavilbaso, juez del juzgado Nacional en lo Civil n° 34 de Capital.

 

 

“En los talleres –agregó- no sólo se cumplieron nuestras expectativas, sino que a partir del último, realizamos reuniones semanales de media hora todos los viernes, que resultan muy eficaces para una adecuada comunicación del grupo de trabajo. Agradecemos enormemente a Bettina Koch y a la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional por esta capacitación”.
Por su lado, los integrantes de la secretaría civil del juzgado federal 2 de Paraná también consideraron que durante el curso adquirieron “habilidades sumamente útiles para las relaciones interpersonales en nuestra oficina judicial” y manifestaron su voluntad de volcar los conocimientos para intentar mejorar el servicio de justicia.

Dijeron, en ese sentido, que seguirán trabajando para construir cada día un mejor lugar de trabajo: “El verdadero reconocimiento es el que día a día recibimos de nuestros compañeros, del público que asiste a nuestra mesa de entradas y de quienes descubren en nosotros personas optimistas, dispuestas a ayudar, abiertas al diálogo y proactivas”.