Boletín de febrero del grupo Iberoamericano de la UIM

8


Compartimos con ustedes el Boletín mensual del grupo Iberoamericano de la Unión Internacional de Magistrados, firmado por el vicepresidente Rafael de Menezes. Los principales temas abarcan el informe de la comisión de estudio reunida en México 2016, las vísperas de un nuevo seminario en Perú sobre el combate a la corrupción, sobre las próximas elecciones de la entidad y los planes para 2017.

 

Los jueces que asistieron a la convocatoria de la UIM en México, en octubre de 2016.
Se acerca más un evento académico del Grupo IBA en Perú, un nuevo seminario sobre combate a la corrupción y Estado de Derecho.Es una inversión del grupo IBA con la Federación Latinoamericana, la Asociación Nacional de Perú, entre otros, en beneficio de los magistrados iberoamericanos. La presencia de jueces de nuestra región valora la inversión de la presidencia del grupo IBA. Para mayores detalles y inscripción, por favor accedan a http://www.iaj-uim.org/events-news-iba-group/ y http:// magistradosdelperu.pe/seminario-internacional-corrupcion-y-estado-de-derecho/
Informe de la 3ª comisión de estudio reunida en México en octubre de 2016: Este año, la Tercera Comisión de Estudio, que se centra en el Derecho Penal, emprendió el estudio de “La Sentencia de Delincuentes Penales”. Decidimos examinar críticamente una de las tareas más importantes y difíciles que un juez realiza: la imposición a sancionar a una persona que ha violado una ley penal. Con el fin de facilitar nuestros estudios y discusiones, se preparó un cuestionario y se distribuyó a las organizaciones miembros de la IAJ / UIM. En el cuestionario se solicitó información sobre los procedimientos y prácticas en los países miembros sobre qué información, consideraciones y limitaciones legales se tienen en cuenta cuando el juez aplica una sanción a un delincuente. Se recibieron 31 respuestas, y todas fueron bastante comprensivas. Los países que respondieron fueron: Armenia, Austria, Bélgica, Brasil, Bulgaria, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos de América, Finlandia, Francia, Georgia, Grecia, Hungría, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Liechtenstein, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal y Serbia. , Eslovaquia, España, Suecia, Suiza, Taiwán (ROC), Reino Unido, Uruguay y Estados Unidos de América. Durante nuestras reuniones, debatimos y discutimos las similitudes y diferencias entre los países representados. Específicamente, estudiamos los factores que los jueces toman en consideración al elaborar una sanción, como las circunstancias del crimen, el daño hecho a la víctima, el antecedente criminal del delincuente, su edad, salud, circunstancias familiares y si se ha disculpado por su mala conducta.
También discutimos el proceso real que los jueces usan para decidir una sanción, como considerar los factores antes mencionados, y posiblemente consultar con colegas y determinar qué sanción se aplicó en casos similares. A continuación se habló sobre la determinación de la pena en tipos específicos de casos, a saber, el tráfico de drogas y la utilización de niños en la pornografía. Nuestras discusiones fueron exhaustivas y completas. Todos los delegados participaron.
Cada uno de ellos describió cómo se haría esa sentencia en su país de origen. Ciertas conclusiones surgieron de nuestro trabajo. Cada país tiene leyes penales, y cada país tiene personas que violan esas leyes. Corresponde a los jueces aplicar sanciones a los infractores. Esta es una tarea difícil. Debe ser difícil. Si sancionar a otro ser humano se hace fácil, el juez no está haciendo bien su trabajo. En la mayoría de los países, los jueces tienen una discreción significativa en la elección de una sanción. Al elegir una sanción, el juez debe considerar todos los aspectos del crimen y sus efectos sobre la víctima y sobre la comunidad. El juez también debe considerar las características personales del criminal. La sanción que el juez escoja debe reflejar la gravedad del crimen, la necesidad de promover el respeto a la ley, la necesidad de proteger a la víctima y la comunidad de conductas criminales adicionales, el objetivo de disuadir a otros de cometer una conducta delictiva similar.
La posibilidad de rehabilitación del criminal. Todas estas consideraciones, en su conjunto, constituyen el objetivo último de lograr la justicia en el tribunal de justicia. Este es un objetivo noble, y digno de la dura tarea que el juez se compromete. Todo esto requiere que el juez adquiera tanta información como sea posible sobre el crimen, la víctima y el criminal. A veces es difícil obtener la información necesaria. Pero el juez debe por lo menos intentarlo. Al aplicar una sanción a un criminal, el juez también debe basarse en su experiencia y sabiduría acumulada. Aquí es donde la profesión de juzgar se convierte en una forma de arte, porque no hay escuela, ni entrenamiento y ninguna fórmula que necesariamente puede decirle al juez cuál debe ser la sanción. El juez debe volverse hacia adentro, recurrir a su ser interior, y templar la justicia con misericordia. Ninguna sanción debe ser mayor que la necesaria para satisfacer las necesidades y metas antes mencionadas. Encontramos que, aunque las posibles sanciones para delitos particulares varían de un país a otro, los factores que los jueces consideraron al elaborar una sentencia eran muy similares. Todos los delegados de la Tercera Comisión de Estudio concluyeron que, al discutir estos asuntos y comparar sistemas y prácticas, aprendieron algunas cosas que los harán mejores jueces.
Al concluir la parte sustantiva de nuestro trabajo, se anunció que las elecciones eran necesarias. Todos los actuales funcionarios de la Comisión de Tercer Estudio indicaron su disposición a servir un período adicional de 2 años. No habiendo oposición ni otras nominaciones, los siguientes fueron reelegidos por unanimidad a dos años: Charles R. Simpson III, (Estados Unidos) Presidente; Dieter Freiburghaus, (Suiza) Vicepresidente; Y Lene Sigvardt, (Dinamarca) Vicepresidenta.
Fue unánime el acuerdo de los reunidos de que la Tercera Comisión de Estudio, en 2017, continúe nuestro estudio de “La Condena de Delincuentes Penales-Parte II”. Nuestro trabajo este año fue bastante productivo, pero se necesitan estudios adicionales sobre el tema. En 2017, nos centraremos en la sentencia en casos de malversación de fondos y posesión ilegal de armas. También estudiaremos exhaustivamente el trato de las víctimas de delitos, como si la víctima puede participar en la acusación y si puede o debe concederse la restitución. También estudiaremos las penas mínimas obligatorias y cómo éstas limitan la discreción judicial. Otro factor que afecta a la condena es el arreglo de casos penales, y que también será estudiado en 2017.
8 recommended
bookmark icon