El dinámico trabajo sobre el plan Justicia 2020

20


A partir del proyecto del gobierno nacional llamado Justicia 2020, la Comisión de Interior de la AMFJN mantuvo en los últimos meses una intensa actividad para trabajar sobre aspectos puntuales del plan, sobre todo los que hacen a las mejoras al servicio de Justicia.
Uno de los principales puntos de debate fue la conveniencia de implementar los Tribunales Orales unipersonales, en base a la experiencia en Mendoza, Córdoba y Buenos Aires -en procesos con imputaciones que pueden derivar en penas privativas de libertad graves-, donde se entiende que los resultados han sido positivos porque se abrevió el plazo de los procesos. Se estableció que similares propuestas podrían ser consideradas para los tribunales o cámaras de revisión o apelación en una eventual modificación y/o implementación de un nuevo proceso penal federal.
Con relación al sistema acusatorio oral, se ha señalado la imprescindible necesidad de que su implementación se haga en forma paulatina en las jurisdicciones escogidas para su inicio, con especial consideración del ámbito de competencia territorial de cada una de ellas y en coordinación con los tribunales de revisión correspondientes (por caso, en Salta, la Cámara Federal de Apelaciones es la alzada de juzgados no sólo de esa provincia, sino también de Jujuy). Asimismo preocupa la compatibilidad del nuevo C.P.P.N. con los proyectos legislativos existentes, como el referido a los delitos de flagrancia, y su impacto en la Justicia Federal del interior del país.
Asimismo, se han observado dificultades en la implementación del ingreso por concurso, capacitación obligatoria y evaluación de desempeño de la carrera judicial y
se ha hecho una especial referencia a la existencia en numerosas jurisdicciones de Juzgados Federales de Primera Instancia de competencia múltiple, una característica que comparten todas las Cámaras Federales de Apelación del País a excepción de las que tienen jurisdicción en la CABA. Ello, se entendió, debería considerarse al momento de diseñar políticas públicas que propugnen el valor de la especialización de los distintos operadores del sistema y de cara a la implementación del nuevo Código Procesal Penal de la Nación.
A ello debe agregarse que en numerosas jurisdicciones existe un Juez Federal único, por supuesto de competencia múltiple. Ambas circunstancias, sumadas a la existencia de numerosas vacantes a cubrir en los distintos cargos de jueces federales deberían dar lugar a un nuevo estudio del Mapa Judicial en la República Argentina; y ser especialmente tenidas en cuentas en un proyecto de ley de subrogancias que debería tratar en forma particular a los casos de jueces subrogantes y “ad hoc” de todas las instancias de la Justicia Federal del interior del país.
A su vez, tal situación debería contemplarse en el régimen de licencias y/o ausencia de la jurisdicción en el caso de los jueces únicos, de manera tal que su derecho a descanso periódico y/o semanal no sea descontado de sus vacaciones anuales –en el caso de jueces que se encuentran de turno todo el año corrido y/o que deseen ausentarse de su jurisdicción-; haciéndolo compatible con una correcta administración del servicio de justicia.
A partir de estas problemáticas quedó abierta la posibilidad de conformar en la AMFJN una comisión de trabajo con relación a la Agenda 2020, con la participación de un representante de la Comisión de Interior, con la predisposición a realizar, desde la experiencia cotidiana, los aportes que se estimen conducentes a lograr una mayor y mejor eficacia en la prestación del servicio de Justicia.

bookmark icon