Boletín de los Consejeros Jueces que integran el Consejo de la Magistratura

 

 

Nota dirigida por el Consejero, doctor Luis María Cabral, a la Presidencia del Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la Nación, solicitando el pronto tratamiento en sesión plenaria de las modificaciones introducidas al Acuerdo Marco de Regularización de Deuda del Régimen Especial de Jubilaciones y Pensiones del Poder Judicial de la Nación.

 

__________________________________________________________

Buenos Aires, 07 de septiembre de 2015.

Señora Presidenta
del Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la Nación.
Doctora Gabriela Alejandra Vázquez.
SU DESPACHO

Me dirijo a la señora Presidenta en mi condición de miembro del Cuerpo, a efectos de solicitarle tenga a bien incorporar al orden del día de la sesión plenaria convocada para el próximo jueves la consideración de la “addenda” suscripta por usted con fecha 10 de marzo de 2015, en relación con el Acuerdo Marco de Regularización de Deuda del Régimen Especial de Jubilaciones y Pensiones del Poder Judicial de la Nación.

La presente solicitud se motiva en que, a raíz de diferentes comentarios que han efectuado funcionarios recientemente intimados al pago por diferentes oficinas de habilitación, tomé conocimiento de que en el mes de marzo del año en curso usted suscribió una “addenda” al Acuerdo Marco antes referido.

En ese instrumento, independientemente de la prórroga que se requería para brindar operatividad continua al acuerdo tal como fuera oportuna y expresamente autorizado por el Plenario en su sesión de fecha 3 de diciembre de 2014, se modificaron y/o dejaron sin efecto cláusulas que no guardan vinculación con aquella autorización y que colocan a esta jurisdicción en una situación financieramente desventajosa respecto del pacto originario. En su faz práctica, la modificación implicaría que los agentes que fueron intimados a satisfacer las deudas registradas deban aceptar -incluso de modo algo compulsivo- un plan de pago de hasta 12 cuotas y no de 60 como se había planeado originariamente.

Empero, las modificaciones que esa Presidencia dispuso por encima del mandato otorgado por el Plenario no terminan allí. La “addenda”, que de adenda tiene poco pues lo que ha operado aquí es una verdadera novación, ha previsto que la cuota mensual que en cada caso corresponda nunca podrá ser inferior al 5% de la remuneración neta del agente de que se trate; circunstancia que, en una buena porción de los casos, implicará que cada funcionario o magistrado deba satisfacer el total de la deuda en un número de cuotas que siquiera arribe a las 12 previstas, con el consecuente perjuicio económico que ello causará considerando además lo intempestivo del desembolso.
No es ocioso destacar que las referidas 12 cuotas, que han sido “ofrecidas” a los funcionarios intimados como singular muestra de buena voluntad por parte de este Órgano, tampoco se encuentran expresamente previstas en el convenio originario, en la “addenda”, ni en ninguna otra resolución oficial a la que haya tenido acceso; siendo que el único plan de cuotas regulado en alguna oportunidad es el de 60 previsto en la cláusula quinta del acuerdo originario.
Por otra parte, en lo que a la situación de este Cuerpo se refiere, no puedo dejar de señalar que la “addenda” estipuló que la cancelación del total de las deudas que el Poder Judicial de la Nación registra frente a la A.F.I.P. deberá operar en fecha anterior al 31 de diciembre del corriente año; circunstancia que ha sido resuelta no sólo sin autorización del Pleno y excediendo la representación que su rol le acuerda, sino también siguiendo criterios de orden técnico y/o político sumamente desfavorables para los intereses económicos de este Poder del Estado.
En aras de una comprensión acabada de la delicada situación que ha originado la “addenda” para los miles de funcionarios y magistrados alcanzados, acompaño un cuadro que refleja la situación hipotética de un secretario de primera instancia, partiendo de un sueldo promedio y un valor de deuda de aportes también promedio:

SUELDO NETO                                          $ 50.000

MONTO DE DEUDA DE APORTES            $ 15.000

A. PLAN DE PAGO CONFORME CONVENIO ORIGINAL (60 CUOTAS, TASA DE INTERÉS
DEL 6%).

VALOR DE CUOTA MENSUAL $ 290.

DEUDA CANCELADA EN 60 MESES.

B. PLAN DE PAGO CONFORME “ADDENDA” (HASTA 12 CUOTAS CON UN VALOR
MÍNIMO DE CUOTA DEL 5% DE LA REMUNERACIÓN NETA DEL AGENTE).

VALOR OBLIGATORIO DE CUOTA MENSUAL $ 2500.

DEUDA CANCELADA NECESARIAMENTE EN 6 MESES.

Conforme todo lo expuesto, solicito que incorpore el tratamiento de la “addenda” al orden del día de la próxima sesión, y que, en forma previa, ponga en conocimiento de los señores Consejeros el texto completo de aquélla e indique los motivos por los cuales no se dio cumplimiento a la necesaria ratificación ante el Plenario que usted misma consignó en el encabezado del referido instrumento jurídico.
Para mayor ilustración de los datos volcados precedentemente, adjunto una adenda consistente en un desagregado del plan de pago que debería regir a la situación hipotética promedio planteada conforme lo originariamente aprobado por el Plenario de este Consejo.
Sin otro particular, saludo a usted muy atentamente.